domingo, 23 de agosto de 2009

Los Adolescentes de Hoy


Comprendo que todos pasamos por la etapa de adolescente, cuando dejamos de ser niños para convertirnos en adultos. El cambio es a nivel físico, las hormonas se revolucionan, emocional mente, se pasa de un estado de ansiedad a otro de alegría en breve espacio de tiempo. El carácter cambia...de acuerdo, es comprensible Se le da más importancia al plano de la amistad, al enamoramiento, que al familiar. Lo que no comprendo es a los adolescentes de hoy en día. Si están viviendo en casa, las normas las han de poner los padres. Si se trata de una familia que no sea mono parental...el padre suele ser más respetado por el adolescente. Si sólo viven el/la chica con la madre...tarea ardua. Las contestaciones en cualquiera de los casos, la mayoría de las veces son de forma casi violenta...no se les puede levantar la voz ya que contestan"tengo 16 años y te puedo denunciar por malos tratos". Si les imponen un horario..."a esa hora no estoy en casa, a las 12 de la noche es cuando estamos pensando en salir y dónde ir". "Como me hartes me voy de la casa"...eso en los mejores de los casos; hay adolescentes que ya están consumiendo sustancias, ó chicas que sin contar con sus padres han pasado por un quirófano para abortar. Mi hija ya sobrepasó esa edad, no tuve ninguno de esos problemas con ella, pero es que prediqué con el ejemplo. Como hacen muchas madres que tienen que despeñar el rol de padre y madre. Yo pude y puedo aún hoy hablar con el padre de mi hija aunque estemos separados. Pero...¿y las madres que no tienen mi opción?...algunas porque los maridos trabajan fuera del domicilio a km de distancia...claro, al llegar a casa es cuando hay que hablar de todo. Es cuando la madre es escuchada por el/la hija. Nos vamos dando cuenta de que hemos hecho en la vida lo mejor que supimos y pudimos para ellos y por ellos, sin esperar nada a cambio...Las normas las hemos cumplido nosotros en nuestro momento...¿porqué no lo pueden hacer ellos hoy?. Están en la etapa de pensar y decir: "papá y mamá no saben nada de nada, si yo hablara....", ya llegará la etapa en que piensen y digan: ¡"cuánta razón tenían mis padres cuando me hablaban". Tal vez para alguno de ellos ya sea tarde...habrán cruzado por el camino equivocado, cayendo en drogas, hurtos...ó incluso han perdido su vida por culpa de un botellón. Ser padre y madre es lo más difícil a lo que me enfrenté en mi vida...y es una profesión que no se termina...no se jubila...lo somos hasta nuestra muerte. Creo que es hora que seamos nosotros ahora los comprendidos.

5 comentarios:

Jose dijo...

Hola Uruguayita

tema candente el que tocas ahora, el de la emancipación como indivuduo/a.

¿Cuándo uno verdaderamente esta preparado para saber lo que le conviene y lo que no? Que no es lo mismo que lo que esta bien o mal, concepto que produce confusión en el que lo intenta asimilar

partiendo de esto y lo que has dicho, con los tiempos que corren es muy díficil enseñar a un individuo/a que con 12 años televisión y publicidad ya les interesa que sea "adulto", emancipación, que muchas cosas que elija en un futuro más o menos cercano le impediran disfruta de él,
drogas, falta de estudios, problemas de salud.....

interesante tu opinión y la reflexión muy certera

abrazo de tulipanes

Nelson Diaz dijo...

Sabes amiga? Soy de los que piensa que estamos en un complejo periodo de transición que afecta no solo nuestra relación con nuestros niños, sino también con nuestras parejas lo cual es algo que podemos observar a cada momento, en la mayoría de los hogares. La globalización de la información como bien lo dice el amigo José tiene mucho (por no decir todo) que ver en esto. Ya nos se impone el Yo Padre Tu hijo, o Yo Hombre Tu Mujer...obedezcan... Como seres humanos que evolucionamos no física, sino espiritualmente, nos estamos acercando a nuevos niveles de comunicación que son aun complejos de asimilar. No soy un experto, pero en mi opinión por allí va la cosa. Un abrazo amiga.

Julio dijo...

¡Tema interesante y profundo! Este me ha gustado mucho, eh.

Como dice Jose, saber cuándo uno es más maduro o qué hacer... buff.. tu reflexión es muy buena, la verdad que el tema es complicado. Yo creo que es muy difícil saberlo y que cada persona es un mundo, pero los familiares directos, como los padres, a veces pueden orientar en ese tema, o alguien que lo conozca mucho...


Me dejastes un comentario en mi blog... ¡te penalizan! Cómo es eso, que te penalizan. Me has dejado de piedra!

Besooooo ^_^

cuchillita dijo...

La verdad es que no sé que le pasa a la juventud de ahora..porque incluso mi sobrino que tiene 5 años, en un contestón, y un poquito sinvergüenza, y eso que mi hermano lo castiga,pero no hay manera...hace lo que quiere, así es que no quiero imaginar cuando sea adolescente...
Yo fui muy rebelde, lo admito, pero jamás les falte el respeto ni a mi padre ni a mi madre, por eso mismo, por respeto de que son mis padres, cosa que ahora se a perdido.
Algo en esta sociedad esta cambiando, y sinceramente no para bien, y eso sé refleja en la juventud de ahora, sinceramente no me da ninguna envidia ser otra vez adolescente en los tiempos que corren...
Que dios nos ampare!!como dice mi madre (la auntentica eh!!jajaja)

Un besazo Uruguayita!!!

Alejandro Pardellas dijo...

Hola niña!
Ser padre no sólo es una profesión que no termina, sino que encima no hay aprendizaje ni escuela que te enseñe.
Como dices vas haciendo lo que crees conveniente y mejor para tus hijos, deacuerdo a tu experiencia. Intentas evitarles disgustos y problemas que tú ya conoces, para evitarles dolor.
Pero todo es un círculo.Igual que nosotros aprendimos a base de golpes y equivocarnos, nuestros jóvenes quieren aprender por ellos mismos, y les parece que exageramos y que con ellos no tiene que pasar las cosas como nosotros les advertimos.¡Igual que quizá hicimos con nuestros padres!
Siempre el idioma que empleamos los padres les suena a chino, con lo bien que se entienden con sus amigos.
Es un tema difícil, pero lo importante es que no abandonemos nunca de procurarles unas normas y unos valores, que aunque no aprecien en un principio, a la larga les servirá.
Incluso ésos grandes rebeldes recriminan con el tiempo que se les dió de lado y no se les ayudó.Es nuestra obligación permanecer en la brecha SIEMPRE!!
Un abrazo y un beso, Gloria, me ha encantado el escrito y el tema abordado....dá para muuuuucho!!