martes, 1 de septiembre de 2009

Caminando Por la Vereda Escena Segunda.2 (2)


El Señorito Alejadro se ríe cunado se lo digo, bien que se ríe cuando estamos solos. Amalia, una mujer con tu porte, con su salero (se endereza, angrosando la voz). Si a mi me dejaran...Pero si parece de la cáscara amarga...yo creo que ese se trae tanto galanteo para disimular...no sé porqué...cada uno nace de una manera, eso no es malo. Yalo dice Fabián:"al señorito Alejandro se los han puesto de toda la vida, como se los ponían a Fernando VII". Lo mismo ese tal Fernando era de la misma condición, pero lo que es conmigo no hace más que insinuarse...¡el muy vicioso!. Ese no sabe ser comedido en "na de na". Habría que ver en qué tómbola le ha "tocao el cané" de juez...¡así está el mundo!. Luego aquí todos muy runiditos por la noche. Ella en medio, hecha una zarina...yo creo que es el único rato del día que está viva. ¡Como los búhos! ¿Y don Javier?...(en tono burlón, sabor de reporche y tolerancia). Ese al son que le toquen, todo le da lo mismo, con tal de que le dejen en paz. A mi me parece que pasó de su mamita dominanta... a que le domine la mujer.Pero lo que es a mi...me domina poco...ya estoy harta de tanto trajín "pa tan poco reconocío"...aquí tengo yo "to el camino jecho". Creo que no esperaré a que me salga un "buen partido" para marcharme, no, el primer golpe lo tengo solucionado (tocando su canal del pecho, como si en su oquedad escondiera un bien preciado). Mañana mismo, si Dios no lo remedia, me voy a la Corte...¡y que corra el mundo!.
(La escena se ha quedado en penumbra. Amalia cierra el balcón, apaga las lámparas y la puerta del baño). Continuara.....

3 comentarios:

Jose Jaime dijo...

hola

te siguo leyendo
espero más

un abrazo

Juanjo dijo...

En vilo nos tienes...

Edda dijo...

Estoy enganchada!
Espero impaciente....

Besets.