lunes, 20 de septiembre de 2010

El Mensaje Del Anillo

Primero quiero agradeceros todos vuestros comentarios amigos@s. Siempre me estais dándo ánimos fuerzas y vuestro cariño...siempre estaré en deuda con la blogosfera...y por otra parte pienso que lo que se hace y dá con tanto amor y cariño (el mismo con el que se recibe)...no tiene precio ni pago...parece una paradoja pero es lo que siento...todos habeis actuado con buenos sentimientos y así lo percibí yo.
He recibido este correo de Ambar...es un cielo...para que me distraiga me manda cada correo...con unos me río muchísimo y otros son para reflexionar como este. Espero que os guste tanto como a mi...tal vez alguien más lo recibió...de cualquier modo quieo compartirlo por lo profundo que es.

Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte:


- Me estoy fabricando un precioso anillo.

He conseguido uno de los mejores diamantes posibles.

Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre.



Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo. Todos los que escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total...



Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada. El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia.



El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también lo consultó. Y éste le dijo:

-No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje. Durante mi larga vida en palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un místico. Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje –el anciano lo escribió en un diminuto papel, lo dobló y se lo dio al rey-. Pero no lo leas -le dijo- mantenlo escondido en el anillo. Ábrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación-



Ese momento no tardó en llegar.

El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida:

Enfrente había un precipicio y un profundo valle; caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino.

Ya podía escuchar el trotar de los caballos. No podía seguir hacia adelante y no había ningún otro camino... De repente, se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso:

Simplemente decía “ESTO TAMBIEN PASARÁ”.



Mientras leía “esto también pasará” sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino, pero lo cierto es que poco a poco dejó de escuchar el trote de los caballos. El rey se sentía profundamente agradecido al sirviente y al mistico desconocido.

Aquellas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a ponerlo en el anillo, reunió a sus ejércitos y reconquistó el reino.



Y el día que entraba de nuevo victorioso en la capital hubo una gran celebración con música, bailes... y él se sentía muy orgulloso de sí mismo. El anciano estaba a su lado en el carro y le dijo:

-Este momento también es adecuado: vuelve a mirar el mensaje.

-¿Qué quieres decir? –Preguntó el rey-. Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta, no estoy desesperado, no me encuentro en una situación sin salida.

-Escucha –dijo el anciano-: este mensaje no es sólo para situaciones desesperadas; también es para situaciones placenteras.



No es sólo para cuando estás derrotado; también es para cuando te sientes victorioso.

No es sólo para cuando eres el último; también es para cuando eres el primero.



El rey abrió el anillo y leyó el mensaje: “Esto también pasará”, y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba, pero el orgullo, el ego, había desaparecido.

El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Se había iluminado.

Entonces el anciano le dijo:

-Recuerda que todo pasa.



Ninguna cosa ni ninguna emoción son permanentes.

Como el día y la noche, hay momentos de alegría y momentos de tristeza.

Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza porque son la naturaleza misma de las cosas.

Que tengan el mejor día!!!,mi deseo sería que todos


nosostros nos pudiésemos regalar este anillo ,con

esta frase,"ESTO TAMBIÉN PASARÁ".



"Todo pasa y todo queda,

pero lo nuestro es pasar,

pasar haciendo caminos,

caminos sobre la mar".



(No recuerdo si esta estrofa es de Antonio Machado,

o es la adaptación que hizo Serrat en su producción Cantares).

Besos,que tengan paz,armonía ,bienestar y mucho disfrute.

Os copié todo el mensaje tal y como me lo envió nuestra querida Ambar.

Mañana intentaré visitaros a todos...ya sabeis que me canso...por eso lo hago a ratos. Un fuerte abrazo. Uru.






















.

18 comentarios:

Eurice dijo...

Asi es URU
Esto también pasará.
Esta es una madrugada insomne, ha vuelto el viejo amigo a dar la lata, a teñirm mis ojeras, pero menos mal que asi me da tiempo ha llegar hasta ti para traerte las horchata que hace días que no te llevo.
Ya sabes cuanto adoro el otoño, sin embargo es en la estación donde menos duermo, quizá sea por que de día la vida no sea tan gratificante y espere a vivirla de noche, eso debe ser.
Que tengas mañana un buen día querida amiga.
TQM!
Un fuerte abrazo

Felipe dijo...

Este relato,fábula,leyenda o como se llame es tremendamente tierno.

Por eso no debemos desesperar aunque nos encontremos al borde del precipicio ya que todo pasará.

Querida,Uru,todo pasará.

Te mando un fuerte cariño de ánimo porque todo pasará.

Abrazos muy fuertes

laMar dijo...

¡Uf! Me ha encantado y emocionado mi niña ¡cuanta verdad hay en el relato! Maravilloso, me lo voy a guardar yo también. TQM
Un beso enorme y abrazos llenos de fuerza

Steki dijo...

Muy lindo el relato, Uru. Es cierto, todo pasa, nada es permanente. la vida fluye y hay que dejarse llevar.
Que tengas una linda semana!
Beso grande para ti.

Susana Terrados Sánchez dijo...

Gracias Uru por compartir tan sabia y bonita entrada. Será cuestión de tenerla presente en muchos momentos de nuestra vida.
Espero que vayas recuperando fuerzas poquito a poco...Para allá va una dosis doble de enegía positiva y de caríño.
Besotes.

Alijodos dijo...

Pues si todo pasara y lo bueno es tener paciencia de que algun dia lo malo pasara y saber disfrutar de lo bueno que nos pase que tambien pasara...un abrazo y que todo vaya muy bien...besos...

Ambar dijo...

Hola Uru!!!gracias,¿sabés lo hubiese querido poner en Eman,y no lo sé hacer,por esto me has dado un gran alegrón al colgarlo en tu blog!!!,este correo cuando lo leía en casa me ha hecho llorar,y enseguida me acordé de Serrat!!!!,y de mi abuela,la reina de mi abuela cuando éramos chicos y algo "serio nos pasaba"(léase "serio a": magulladuras,golpes,infortunios,amores no correspondidos,malas notas en la esculea,peleas entre hermanos y primos,caidas de la bicicleta,no encontrar el tesoro,etc,etc,etc,),esas cosas......ella te miraba con esos esos ojos de sabiduría y de total pasión; te acariciaba la frente y te decía"CUANDO CREZCAS LO OLVIDARÁS".
Por esto te digo que: "esto también pasará y que cuando crezcas lo olvidarás".

¡Ya mandé a hacer los anillos!¿Quién quisiera tener uno???
Besos y abrazos y un blanco jazmín.
Ambar...

PD:"Tengo para hoy Uru algunos buenos chistes para enviarte!!!

Graciela dijo...

"Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar.

Nunca perseguí la gloria, ni dejar en la memoria de los hombres mi canción; yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles, como pompas de jabón"

Recuerdas las pompas o burbujas de jabón, resulta que me hes tán entretenido que hoy te he traído de ellas, los rayos del sol dibujan arcos iris :)

Te queremos, no debes agradecer nada...porque te levantas aún cuando las fuerzas no te dejan y participas de algún pedido!

Tranquila, te ocupas de tu salud, ya tendrás tiempo de pasearte por los blog y dejar tu marca :)

Besos y unos abrazos enormessss

Balovega dijo...

Hola niña.. paso a darte un besote grandote, en la mañana no pude y ahora que tengo un respiro vengo a leerte, sin embargo como es muy largo, volveré a la noche.. jejeje.. tengo un respiro y no es mucho... Miles de besotes

Jabo dijo...

Es una historia preciosa, y encierra una gran verdad. Todo pasa!
Mucho ánimo campeona!
Abrazo. Jabo

SOLEDAD BENÏTEZ dijo...

Hola Uru.
Me encantó el relato. Es precioso, y muy cierto.
Te deseo que tengas un hermoso día, lleno de fuerza y energía positiva.
Te mando un abrazo fuerte y miles de besotes, amiga.
Tqm.

El dinosaurio dijo...

Cuanta razón guarda la historia, y cuantas emociones despierta.

Perdona tantos días de ausencia, pero Movistar no me ha puesto el Adsl hasta hoy, y estos días me conectaba cuando podía y desde donde podía. Ahora ya, estoy on line.

Espero que poquito a poquito todo vaya mejorando. Besos.

Pilar dijo...

Nada dura eternamente, porque la vida siempre gira, consuela cuando duele y apena cuando es alegre, pero es nuestra realidad, hay que vivir la vida a tragos.
Un beso

Alondra dijo...

¡Hola Uru! gracias por el escrito, me vendrá bien "Eso ya pasará", deseo de todo corazón que para tí también pase pronto.
Somos sobrevivientes, luchadoras y nos merecemos que venga una época moderadamente feliz.
Que tengas lindos sueños, yo cuando no vienen los invento jejeje...
Si no hay novedad mañana será otro día y volveremos a tener algún rayito de sol, ¡cónchale! que no todo va a ser tormenta.
Besitos tiernos

Verónica dijo...

¡Muy bonito! amiga Uru.....
Y nosotr@s tambien percibimos tu cariño....
Felices sueños amiga
Besos

Ambar dijo...

Uru,que tengas dulces sueños y te dejo el besos de las buenas noches con un blanco jazmín!!!!!!
Ambar...

Laura de Bife dijo...

Ambar es una dulce total y una amiga incondicional.
Hermosdo el mail que te mandó y estoy segura que lo ha hecho con todo su amor.
Y sí: todo pasa, todo pasará...
Estate segura de eso Uruguayita!!!
Cariños a montones y un beso enorme.
Lau.

Canoso dijo...

Una bella historia, Uru.

El mensaje del anillo me ha recordado un poema de santa Teresa de Jesús que tal vez conozcas:

Nada te turbe;
nada te espante;
todo se pasa;
Dios no se muda,
la paciencia
todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene,
nada le falta.
Solo Dios basta.