sábado, 19 de diciembre de 2009

Mi Paleta y Los Pinceles



Tengo que contaros un caso extraño, que aconteció en mi aposento de lienzos con mi paleta de pintura.
Tengo varios pinceles, gordos, finos y entrefinos. para óleo y acuarela...
para pintar al nene y a la abuela.
Entre ellos tengo un pincel que es presumido y antipático, se pasaba la noche humillando a los otros pinceles baratos.
"¡Yo soy el artista decía el pincel, pinto mejor que nadie, mejor que las manos que me usan, por eso los otros pinceles me tenéis pelusa!
Así siempre, martirizando a los otros pinceles. Un buen día,-mal día para el pincel-se le empezó a caer el pelo...quedándose en vulgar palito.
"¡El pincel calvo"-exclamó otro pincel.
Y así suele sucecer, a quien siempre presume, sin tener de qué y porqué.

4 comentarios:

fiaris alfabeta dijo...

bueno,bueno esto no es tan asi,jajajaja mi esposo es calvo desde los veintipico de años y de presumido NADA!!!!(una chanza)me gusto tu anotación voy a ver si presto mas atención a mis pinceles,cariños

Alejandro Pardellas dijo...

Ay mi cabesa!! Que bien te expresas,querida hermana,amiga mía del alma.
Me ha encantado cómo utilizas la metáfora para dejarnos otra de tus grandes fábulas.He aprendido la lección. No presumiré tampoco para no quedarme calvo jeje.
Un besito,y que sepas que me alegra tu vuelta a las letras activas,pero hazlo sólo cuando te apetezca eh? tú lo principal es a ponerte fuerte y a disfrutar del entorno.
FELIZ NAVIDAD!!!

Jose Jaime dijo...

¡Ole!

Tanto presumir y al final como todos, o peor, je,je,je

Abrazo

Edda dijo...

Jajajaja, que bueno.
Dime de lo que presumes ....
Un abrazo.