miércoles, 10 de febrero de 2010

¿Cúal Es El Verdadero?.....

Un cura orondo...de prominente barriga, hizo una pequeña reforma en la sacristía de su modesta parroquia de pueblo. Contrató a un inmigrante, era mano de obra más barata y podía exigirle más. Cuando acabó su trabajo el albañil extranjero, le preguntó por las prendas y artilujios varios que vió por allá.
-Perdón Padre...¿que son todas esas ropas que tiene guardadas?.
El sacerdote, con sonrisa mmmm?? le repondió.
-Hijo mío son ornamentos litúrgicos que un cura debe ponerse ante Nuestro Señor Jesucristo, como señal de respeto y veneración, aquí tienes: el amito, , el alba, el cínculo, la, la estola, los corporales, el coníngulo, la casulla, el bonete, la capa pluvial....
Sorpendido el hombre le pregunta: ¿y todos estos cacharros, qué son, para qué sirven?.
-Son los Sagrados Objetos de la Liturgia, y sirven para ofrecerle al PadreNuestro Señor, nuestra pleitesía y admiración , recitando como un papagallo los objetos mientras los señalaba: El cornijal, el purificador, el atril, la palia, las vinajeras, el cáliz, el incienso...bla, bla, bla....
El extranjero que escuchó con suma atención...le soltó una perorata, de carretilla...
-El chaleco multiusos, los vaqueros raídos, la gorra visera, el jersey con coderas, la camisa de franela, las botas aislantes, las botas anticortes, el cinturón de seguridad, los calcetines de lana. la camiseta para el frío. Los objetos para el sacrifio son:
el martillo, el cincel, la espátula, la machota, , la escuadra, el cartabón, los alicates, la escarpia, el cortafríos, la maceta, la paleta, la pala, el paletín, la plomada y las tenazas.
El cura...con cara absota le dijo: -no entiendo lo que me quieres decir-
Mire padre, su Dios tan justo y generoso, me dejó viudo muy joven, con tres hijos pequeños, sin estudios ni trabajo y oportunidades en mi tierra, pobre desde que nací. Nunca creí en Él, no creo que un Dios pueda ser tan perverso...solo creo en la diosa fortuna, en una salud divina, en un divino trabajo, porque padre...yo tengo fuerza y fé en mi mismo. Me considero un pequeño dios, con ropas sencillas, y con mis útiles de trabajo, hago milagros todos los días para sacar adelante a mi querida familia. Le regalo su justo Dios...yo ya tengo el mío...aunque sea tan pobretón y tan poca cosa.
El cura mirando al cielo...escandalizado dijo. -Señor, perdona a éste ateo ignorante que no sabe lo que dice-.
Realmente me pregunto...¿que piensa Dios de todo esto?...

11 comentarios:

SOLO DE INTERES dijo...

No te sabria decir, Uru, hay cosas que nnca entenderemos. Un fuerte abrazo mi amiga

laMar dijo...

El inmigrante, sin ninguna duda (para mi)
Un abrazo enorme

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

Es una pregunta muy, muy interesante e importante la que propones y que tiene una respuesta muy personal. Cada uno tiene que encontrarla.

Thomas Merton decía: "Todo hombre se hace imagen del Dios a quien adora...
Aquel que ama la corrupción, se pudre.
Aquel que ama las cosas perecederas vive en el terror de que perezcan..."
Dios no es algo inmóvil que podamos retener en unos estrechos límites.

Gracias por hacer éstas reflexiones tan interesantes, ayudan mucho!.
Un fuerte abrazo
Tati

Motivaciones en azul dijo...

Creo que lo verdadero es el hombre de carne y hueso que trabaja y lucha. Y creo que ese hombre le echa a Dios todas las culpas posibles, cuando las cosas no salen como el desea.
Un antiguo proverbio chino dice: "En la vida no hay premios ni castigos, hay sólo consecuencias."

Un saludo.

María

fiaris alfabeta dijo...

mira Uru te puedo decir solamente que no soy muy creyente que digamos,con eso esta la repuesta,abrazos

Eurice dijo...

Dios no piensa, por que si así lo hiciera sería un ...(no quiero ofender a los creyentes).
Verdades como puños le dijo al curita de los coxones.
Besos y buen finde Uru

Jose Jaime dijo...

Me quedo con la opinión del emigrante. Me ha sorprendido como te has informado de todos los artilugios y prendas que lleva cada uno, de primera.

Abrazo

Nerim dijo...

Cada uno tiene su propio Dios dentro, y cada uno es dueño de su destino y de su vida, y ganamos o perdemos según juguemos las cartas que nos dieron cuando empezó el juego de la vida.
Una entrada genial.

José Ignacio dijo...

Opino como "la viajera más lenta". Las personas tendemos a crear una imagen de Dios a nuestra medida".
Un saludo

Alijodos dijo...

Pues opinaria que dios le da la capacidada los hombres de que sean libres de pensar lo que quieran...eso opinaria...un abrazo uru...

educavent dijo...

Me encantó el post.
El dios lo lleva cada uno.
Un saludo a la distancia