miércoles, 27 de enero de 2010

A Esas Madres Que Hoy Sufren...


Con esa carga dulce y dura del hijo, colgado de sus hombros, atados en su espalda ó apretado en los brazos. Caminan, cruzan ríos, pantanos, se suben en pateras, paren a bordo, cruzan Océanos...huyen. Huyendo...huyendo, siempre sin saber hacia dónde. Las vemos vendiendo aretes y collaretas, esconderse de la policía, esperar que le compres algo ó se atreven a pedirte que les compres pan...Están hasta en la profunda entraña de la selva, ó en medio del destrozo de un terremoto ó por caminos desiertos, ó en una casa en ruinas...sin puerta ni tejado...cuando pueden...cociendo unos granitos de arroz ó dándoles el pecho a su hijo...pechos que más que leche vierten sangre...agrietados de dolor. Pero abrazando siempre, protegiendo el envoltorio dónde asoma y reluce como una perla oscura....la carita del hijo.
Las vemos mudas, solas...con ojos abiertos opacos de dolor...interrogantes...esperando ¿qué...? dentro de un caos....
Siempre tienen sus ojos un raro resplandor...belleza de signo sobrehumano...dónde late indomable la voluntad de vida...no se si por ellas...ó por lo que llevan en sus brazos.

11 comentarios:

laMar dijo...

¡Que duro es el Mundo! y que dura la vida que te lleva a realizar ese peligroso viaje en busca de Paraíso perdido con la esperanza de que de verdad existe.
Un abrazo enorme

Verónica dijo...

¡ Pienso que las personas piensan que existe ese paraiso, van a paises esperándo eso, y luego se defraudan porque no es como esperaban !
Un abrazooo

Juanjo dijo...

Tremendo... Una pena.

Ah, y decirte, que después de un tiempo de descanso, vuelvo a la red y es un placer hacerlo para encontrarme con amigos como tú.

BESOS.

Jose Jaime dijo...

No sé si estarán mejor lejos de su tierra, no creo, pero es una realidad muy triste.

Abrazo

TR dijo...

Hola Uruguayita, el desarraigo y el dejar de pertenecer es muy duro, y si le agregamos una vida misera en ese nuevo destino, peor aún.
Un abrazo.

José Ignacio dijo...

que su esperanzadora visión del futuro merezca todos los sacrificios.
Un saludo

fiaris alfabeta dijo...

durisima!!!pero real y reciente realidad mi amiga,un abrazo

Believeinature dijo...

Pues creo que la que mas sufrió cuando llegamos a México, es una realidad dura para muchos y claro que es mas difícil aun estar lejos de tu tierra y de todo lo que conoces pero siempre, siempre hay alguien que te da la mano, siempre hay gente ofreciéndote oportunidades solo hay que tener los ojos bien abiertos.

Alejandro Pardellas dijo...

Y es que no hay nada que supere el coraje,el valor y la fuerza de una madre,en su lucha por proteger y proveer de lo necesario a sus hijos.
Aún en que vaya su vida en ello,lo harán sin pensarlo.
Muchos besitos,hermana.Espero que tu recuperación sigue por buen camino.

Cassiopeia dijo...

Es terrible. Las madres que viven esas circunstancias son las más que llaman la atención porque están en la calle o en las noticias; en trabajos de poca paga -abusivos-, o como bien las pintas, pero tienen esperanzas.

Hay muchas otras que sufren con los hijitos enfermos, sin saber qué día los acunan por última vez.

marianlady dijo...

¡Que ejemplo de lucha todas estas mujeres que cruzan el mundo con sus criaturas pese a las dificultades, que se les presentan , pese a tantas y tan grandes amarguras!